CÓMO PLANTEAR EL REDISEÑO DE TU WEB EN 6 PASOS

Cómo plantear el rediseño de tu web en seis pasos con literalmente millones de sitios web en Internet, cuando un dueño de un negocio decide actualizar su aplicación web, digamos que tiene un trabajo bastante complicado, especialmente si quieren ponerse al día con los sitios de mejor desempeño y lo último en tendencias.

Cada minuto se crean sitios nuevos, haciendo que la competencia sea cada vez más complicada. ¿Qué puedes hacer para asegurarte de que puedes ofrecer valor con tantos sitios web? Puedes crear una aplicación web que se adapte a las necesidades de tu audiencia.

Dicho esto, tu sitio web podría haber sido un lugar a donde tus clientes iban para obtener información en línea o comprar tus productos, pero ahora podría estar desactualizado. O bien, tu empresa pasó por un cambio total y necesitas un sitio web que refleje esos cambios.

Mantener una presencia fuerte en línea es primordial para tu éxito, ya que un diseño malo u obsoleto podría ser suficiente para que tus clientes potenciales se vayan a otro lugar.

pagina web en 6 pasos

Para comenzar: haz un plan sólido 

Independientemente de cuáles son los motivos de tu rediseño, para empezar es fundamental que tengas un plan de rediseño sólido. 

¿Por qué esto es importante? Un excelente plan de rediseño solo hace que todo el proceso sea más fácil, esto es especialmente cierto si estás buscando rediseñar un sitio web grande. Además, si estás trabajando con una agencia, puede ayudarlos mucho a que todos trabajen en una misma dirección y evitar contratiempos.

Sin mencionar que, tener un plan también puede hacerte ahorrar algo de dinero. O, al menos, podría mostrarte con antelación cuánto pagarás por todo el proyecto.

Este artículo que traemos Queenpc junto a 2×3.cl, te daremos algunos consejos impresionantes sobre qué incluir en tu plan de rediseño y por qué estos pasos son tan importantes y beneficiosos para tu proyecto.

Recuerda, si has estado en el rubro por un tiempo, sabrás que sin una estrategia no habrá éxito, y esa misma analogía se aplica al rediseño de tu sitio web. Cuanto mejor sea tu planificación, mayores serán las probabilidades de obtener una nueva web que no solo te ayudará a obtener un mejor tráfico, sino que te ayudará a aumentar tus ventas y mejorar la presencia de tu marca en Internet.

diseño web en pocos pasos

Los 6 pasos cruciales de un gran plan de rediseño web

Entonces, veamos cuáles son los pasos estratégicos más importantes que debes tomar al crear un plan de rediseño para que tanto tú, como el diseñador, tengan un trabajo más sencillo.

  • Familiarízate con tu sitio web actual

Cuando trabajas con una agencia con el único propósito de rediseñar tu sitio web, debes saber todo sobre su versión actual. Escribe todo lo que te gusta y lo que no, las cosas que quieras cambiar y los aspectos que quieres mantener.

Tener al menos una buena idea de cómo quieres que se vea y se sienta tu sitio puede servir como una base sólida para ti y tus diseñadores, que pueden obtener una mejor idea de qué tipo de resultados quieres ver.

Además, al hacerles saber lo que quieres, pueden preparar una lista de sus propias sugerencia que puede ayudar a mejorar tu sitio web aún más desde el inicio.

La base de un buen plan es la cooperación, así que hazles saber de antemano todo lo que tienes seguro que quieres. Elimina las dudas y acelera significativamente todo el proyecto.

Tómate tiempo para estudiar tu sitio web. Haz una lista de las características que quieres mantener y una lista de las cosas que quieres eliminar. Además, incluso puedes crear una tercera lista de nuevas características que quieres presentar, y otra para las que tienes en tu sitio pero que pueden mejorar. Cuanto más detallista seas con tus preparaciones, mejor será el producto final.

  • Define tus objetivos

Cuando vas a rediseñar tu sitio web, no solo se debe a referencias personales. Tal vez tu sitio web es simplemente demasiado lento y hace que los usuarios se vayan. ¿El diseño está actualizado pero la navegación es confusa? ¿Tu tasa de rebote de visitantes es demasiado alta? ¿Necesitas eliminar algunas páginas? ¿Tu contenido no tiene una calificación alta? Existen numerosos motivos para renovar tu sitio y debes enumerarlos e informar a tus diseñadores web.

Al igual que con el primer paso, estos objetivos pueden ayudarte mucho al darte sugerencias sobre qué ruta tomar para obtener los mejores resultados de rediseño y mejorar las características que quieres transferir.

  • Determina cómo debes continuar

Esta es exactamente la última oración del paso anterior. Una vez que tú y el equipo de diseño web lograron identificar las áreas exactas en las que deseas ver cambios y mejoras importantes, es hora de determinar cómo debes ejecutar estos cambios.

Si deseas aumentar la velocidad de carga, debes determinar el método exacto para hacerlo. Es importante que tanto tú como tus diseñadores estén en la misma dirección con respecto a estas cosas.

Si quieres mejorar tus estadísticas del tiempo que los usuarios pasan en tu página, puedes usar contenido de video o gráficos personalizados. Estos pueden tener un efecto significativo en tu diseño general, por lo que antes de comenzar el proyecto debes diseñar y hablar sobre cada pequeño detalle con tus diseñadores para ver qué es factible, qué está dentro del rango de tu presupuesto y también,  asegurarte de que tus diseñadores usen soluciones con las que estarás contento.

  • ¡Comienza!

Una vez que hayas terminado con toda la planificación, el listado, los objetivos y todo lo demás, es hora de comenzar a trabajar en el proyecto en sí.

Si bien esta es la parte en la que tus diseñadores hacen la mayor parte del trabajo, no debes dejarles todo el trabajo. Debes ser parte activa del proceso, mantente en contacto con ellos, pregunta cómo va el proyecto y sé útil.

Por otro lado, no te dejes llevar. Para facilitarle el trabajo a todos, debes estar apegado a tus objetivos, planes de acción, entre otros. trata de no implementar cambios drásticos o de “modernizar” tu proyecto a mitad de camino. Las pruebas son una parte importante de cada proyecto digital, pero cuando cambias el enfoque y modificas los planes constantemente, es probable que el resultado se vea afectado.

  • Analiza y observa qué necesita más trabajo

Una vez que tus diseñadores hayan terminado con el proceso de rediseño web y has aprobado todos los cambios, es momento de analizar los resultados y probarlos para ver si logran resolver tus problemas iniciales.

Si la velocidad de carga era tu mayor preocupación, observa si tu sitio se carga más rápido (esto es bastante obvio). Si quieres generar más ventas, consulta las estadísticas después de una semana o un mes. Si tuviste problemas para mantener a los visitantes en tu sitio web, verifica si esas estadísticas han mejorado después del lanzamiento de tu sitio web.

Si ves las mejoras que querías tener desde el inicio, estás listo para comenzar. Si no, debes volver a los pasos anteriores.

  • Considera diferentes enfoques y otros métodos

Si el rediseño de tu sitio web es un éxito, tu sitio web ofrece más valor que antes a tus clientes. Sin mencionar que probablemente te esté haciendo ganar más dinero. Sin embargo, si quieres ver aún más mejoras, no dudes en solicitar asesoramiento a tu equipo de diseñadores.

Pueden sugerir cambios de diseño o recomendar otras tácticas digitales que pueden ayudarte a aumentar aún más tu presencia digital. Algunos aspectos como marketing de contenido SEO (Optimización de motores de búsqueda, por sus siglas en inglés), marketing de redes sociales y otras tácticas pueden ayudarte a aprovechar el verdadero potencial de tu nuevo y mejorado sitio web.

Lo más probable es que la agencia de diseño web ya ofrezca esos servicios y puedes ver cómo platear el rediseño de tu web en seis pasos.

conclusion rediseño web seis pasos

Conclusión

Como puedes ver, el rediseño de tu sitio web es un proceso complejo, sin embargo, si tienes el enfoque y el plan correcto, debería ser sencillo.

No olvides establecer siempre tus objetivos y tu presupuesto primero, estos son los pasos más cruciales. Ambos pueden influir en el otro, por lo que es fundamental que investigues los precios y las tarifas cuando enumeres los cambios que deseas en tu sitio web.

Si parece demasiada información todo de una vez, considera cambiar estratégicamente las cosas más cruciales primero, y vuelva a rediseñar los aspectos más pequeños cuando tu presupuesto te permita hacerlo convenientemente sin sacrificios financieros.

Por otro lado, debes ser paciente. Un buen proyecto llevará tiempo y debes entenderlo: cuantos más cambios tengas, más grande será tu sitio y mientras menos personas trabajen en él, mayor será el tiempo que llevará el proyecto. 

Debes ser activo y, lo más importante, proactivo. Habla con los profesionales de tu agencia sobre tus objetivos y cambios, hazles saber lo que quieres y cómo lo quieres. Durante el proceso de rediseño, ayúdalos siempre que puedas y asegúrate de que todo vaya según lo planeado. Trata de encontrar un plan sólido e impecable desde el principio, los cambios repentinos a mitad de camino y correcciones de último minuto probablemente no darán buenos resultados en tu sitio web.

En general, lo mejor que puedes hacer es estar preparado para el proyecto. Con eso, potencialmente ahorrarás tiempo y dinero, y terminarás con un sitio web que tendrá todo lo que necesitas y quieres.

.